jueves, 29 de enero de 2009


Tampoco se pudo quitar de la cabeza, en aquellos días siguientes, que la había dejado irse sin decir ni preguntar nada al respecto, que dejó que se despidiera con tres besos, para ver luego desde la ventana como el automóvil de madera cruzaba la última catenaria del puente de Brooklyn.




Hacía mucho tiempo que un libro no me enseñaba tanto. Me encantan todas sus historias, pero me quedo sin ninguna duda con Ernesto y con Jota. No puedes no leerlo.


Nocilla Experience, Agustín Fernández Malló

3 comentarios:

PLASTICO INEVITABLE dijo...

Hola, vi tu firma en otro blog y pase a conocer, me gusta lo que veo, asi que me voy a poner a investigar

te dejo saludos y nos estamos comentando

Mariano

Bally y.. dijo...

Tengo un montón
de ganas de leerlo
YA!


(me parece fatal que tu blog
no admita comentarios anónimos)
para poder ponerte:

cris.

bri dijo...

lucia quiero que actualizes porque yo quiero más libros.te has convertido en mi librera sin tu saberlo.
mira acabo de terminar perdona si te llamo amor...me mata
estoy haciendo tiempo y dinero para comprarme tengo ganas de ti, la segunda parte de a tres metros sobre el cielo, asi que ahora quiero alguno de amor, pero amor del bueno... jajaja cual me dices??
y has leido nada de carmen laforet??
que te parece??
un beso!
ah y por supuesto que estas en mis amigos delblog, faltaria mas hombre.