miércoles, 28 de mayo de 2008

tres metros sobre el cielo


Una libro cuyo autor tuvo que pagarse la publicación del mismo y, por lo tanto, sacar poco ejemplares tiene que ser especial (siempre). Y más si al poco tiempo empiezan a rondar fotocopias de la historia por toda Italia, entonces sí que sí tiene que ser perfecto a la fuerza. Y así es, perfecto.


-Vaya ¿y no la has visto nunca?
-Jamás.
-Que extraña es la vida ¿verdad?
-¿Por qué?
-Bueno, primero no la ves nunca y luego empiezas a toparte con ella todos los días.
-Sí, extraña.


Tres metros sobre el cielo, Federico Moccia.

1 comentario:

F.M. dijo...

debería de haber pena de muerte para las editoriales que ilustran la portada del libro con una foto, especialmente si es la foto de la peli.